Psicografía de Mies de Amor

No faltarán obstáculos

Todo esfuerzo que se hace por el trabajo en el bien no es algo vano.

Hay tiempo para sembrar y tiempo para la cosecha.

Son muchos los trabajadores que se acercan y que se acercarán a este ambiente de amor.

Encuentros y reencuentros acordados en el pasado, aún en el plano espiritual. Hermanos de otras épocas que vuelven a encontrarse para cumplir una tarea de dedicación.

Son muchos los que llegan por el dolor y se aproximan buscando la asistencia espiritual, pero cuando alcancen lo que hayan buscado, serán también obreros de Jesús.

Solamente el que atravesó los caminos del dolor comprende con más amplitud los dolores del prójimo porque puede sentir desde adentro lo que siente su hermano en sufrimiento.

También hay hermanos que ya llegan con un bagaje de conocimiento y apenas lo recuerdan en ese momento. Por eso los sorprende la facilidad de su aprendizaje o su nivel de conocimiento.

Sin embargo, no porque se hayan comprometido en el plano espiritual el trabajo les será fácil. Tienen el libre albedrío para decidir hacerlo, hacerlo bien, hacerlo mal o abandonarlo.

No faltarán obstáculos que surgirán en momentos y situaciones inesperadas, pero tampoco les faltará la asistencia.

Acuérdense, el trabajo se amplía y también las responsabilidades. Aumentan las dificultades, pero también la asistencia.

Son muchos los cambios previstos en el Movimiento Espírita Argentino y es necesario que se preparen para trabajar cuando llegue el momento de actuar más activamente en este sector.

Ya estamos en el proceso de regeneración y las transformaciones se aceleran cada vez más. No obstante, el proceso no es brusco y les parecerá a veces un trabajo de hormiguitas, lo cual será muy valioso y alcanzará una dimensión que siquiera lo imaginan.

Avancen siempre. No se detengan ante los obstáculos. La siembra crece.

Seguimos con ustedes en todas las situaciones.

Que no les falte el amor y el estudio.

 

¡Qué el Maestro Jesús los bendiga!

 

 

Buenos Aires, 23 de mayo de 2011

 

Mensaje intuido