El Amor que queda

 

 

     Fue en un hospital del cáncer donde se dictó la lección. La niña tenía 11 años y luchaba contra insidiosa enfermedad.

Nunca flaqueó. Sí que lloraba, pero no flaqueaba. Tenía el miedo en sus ojos, pero a la enfermera le ofrecía el brazo y con una lágrima le decía:

“Hazlo, tía, es necesario”.

¡Y había tanta confianza y determinación en su gesto y en su habla!

Un día, ella estaba sola cuando el médico la fue a visitar en su cuarto. Le preguntó a ella por su madre. Oyó la respuesta que, según lo dice, hasta hoy la guarda con profunda emoción:

“Tío, a veces mi madre se va del cuarto para llorar escondida en los pasillos.”

“Cuando me muera creo que ella me va a extrañar mucho. Pero no le tengo miedo a la muerte.”

“¡No he nacido para esta vida!”

El médico pensó en lo que la muerte representa para los niños que miran a sus héroes que se mueren y resucitan en las series y películas y le preguntó:

“¿Qué representa la muerte para ti, mi querida?”

“Mira, tío… Cuando uno es pequeño, a veces va a dormir en la cama de nuestro padre y al otro día nos despertamos en nuestro cuarto, en nuestra propia cama, ¿no es cierto?”

“Así es” – concordó él, recordando que así hacía con sus dos hijas de 2 y 6 años.

“Te voy a explicar lo que pasa” – siguió ella – “Cuando nos dormimos nuestro padre viene y nos regresa en brazos a nuestro cuarto.”

“No he nacido para esta vida. Un día voy a dormir y Mi Padre me vendrá a buscar. Voy a despertar en la casa de Él, en mi vida verdadera.”

 

Qué bella imagen! ¡Qué extraordinaria lección de ese Espíritu encerrado en un cuerpo tan joven y sufrido!

El médico estaba boquiabierto, no sabía qué decirle ante tanta sabiduría.

Pero la niña aun no terminaba.

 

“Mi madre me va a extrañar mucho” – completó ella.

Con un nudo en la garganta y conteniendo una lágrima y un sollozo, el médico le preguntó:

“¿Qué significa la nostalgia para ti?”

¿No lo sabes, tío? Nostalgia es el amor que queda.

 

***

 

Hace largos años que la niña se fue. Aun hoy, cuando el médico experimentado mira el cielo y ve una linda estrella, se imagina que es ella, su pequeña paciente en su nueva y fulgurante casa. LA CASA DEL PADRE.

 

Siempre que la muerte venga con sus brazos fríos a llevarse unos de nuestros amores, pensemos que es el Padre que lo envuelve con ternura y se Lo lleva a Su casa.

 

El Padre que lo viene a buscar con cariño para que esté con Él, pues lo ama mucho.

Y pensemos que pronto podremos irnos también, pues todos que nos encontramos en la Tierra seremos llevados por el Padre al mundo espiritual.

Mientras tanto, cultivemos la dulzura de la nostalgia en nuestro corazón.

La nostalgia… El amor de nuestros amores que quedó…

 

 

 

Redacción del Momento Espírita, a partir de una crónica que circula por Internet atribuída al doctor Rogério Brandão

 

 

 

 

¿Te gustó el mensaje?

Sepa más sobre el tema

 

 

 

PARA MAYORES INFORMACIONES:

 

Centro Espírita Mies de Amor: Necochea, 756, La Boca

mies_de_amor@yahoo.com.ar

 

Lunes: Estudio y Orientación de la Mediumnidad – de 18h a 20h

Martes: Estudio y Orientación de la Mediumnidad – de 14h a 17h

Sábados: Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita, Asistencia Fraterna y Asistencia Espiritual – de 14h a 17h

 

En los días de Asistencia también recolectamos ropas y objetos útiles para  donación

 

 

Los estudios y asistencias realizados son totalmente gratuitos

 

 

 

Más Mensajes y Reflexiones