ARTÍCULOS

Escuela Científica Basilio no es Espiritismo

 

 

Por Diego Conde

drconde@hotmail.com 

 

 

 


El objetivo de esta sección es aclarar las diferencias existentes entre la Doctrina Espirita y la Escuela Científica Basilio, la cual no pertenece al cuerpo doctrinario del Espiritismo.

Esto permite identificar una verdadera institución Espirita de aquella que deriva de ésta en sus orígenes pero que desafortunadamente se ha desviado, como ha sucedido con la Basilio, siguiendo sus propios propósitos y fines.

El nacimiento del Espiritismo se produce el 18 de abril de 1857 con la publicación de “El Libro de los Espíritus” en Francia.

A partir de esa fecha, Allan Kardec hizo un brillante trabajo de investigación, análisis, comparación, discusión y recopilación del resultado de las manifestaciones e instrucciones de los Espíritus. Lo que rindió la publicación de 12 libros más y la edición de una revista mensual editada por él durante 12 años consecutivos. Este material constituye el cuerpo doctrinario del Espiritismo.

La Escuela Científica Basilio es fundada en Argentina en 1917 por dos franceses Sra. Aubreton de Lambert y el Sr. Eugenio Portal, nacidos en 1867.

Ambos habían basado sus estudios espiritistas en los trabajos publicados por Allan Kardec (El libro de los Espíritus, El libro de los Médiums, El evangelio según el Espiritismo, El Cielo y el Infierno, y La Génesis) y así lo reconocen las máximas autoridades de esta institución.

Cuando comenzaron a realizar las sesiones espiritistas según los escritos que dejó el Sr. Eugenio Portal en vida (escritos que poseen las autoridades de la institución pero a los cuales nadie puede tener acceso), invocando Espíritus se hizo presente Pedro Basilio Portal (Padre de Eugenio).

Según estos escritos Jesús pide a Pedro Basilio Portal (Padre de Eugenio) que orienta a ambos fundadores de la Escuela Científica Basilio, desde el espacio, para que lleven la Idea Nueva a la humanidad (explicar los conocimientos espirituales y la necesidad de la practica de liberación), ya que la Iglesia Católica Apostólica Romana se había desviado de los fines que el Bien tenía pensado para ella.

Los conocimientos espirituales de la Escuela Científica Basilio llegan a sus fieles a través de la transmisión que recibe el Director General Espiritual por parte de los Espíritus superiores.

Debido a esto la sistemática y método del culto va cambiando según lo indica tal autoridad máxima con el transcurso del tiempo.

Podemos ver como llamativamente ambos fundadores fueron franceses, conocían la Doctrina Espirita escrita por Allan Kardec y a pesar de lo expresado por los Espíritus, fundaron una institución que se contradice con los preceptos más importantes del Espiritismo.

En primer lugar que nunca un conocimiento que El Señor nuestro Dios quiere difundir entre los hombres lo vuelca sólo sobre 2 personas, sino que lo hace de manera simultánea en el mismo momento en distintas partes del mundo.

En segundo lugar el Espiritismo no tiene jerarquía, por tanto no hay un Director General que sea la persona a través de la cual se comunica el bien para dictaminar los ritos, costumbres o nuevos conocimientos a implementar.

El Espiritismo no acepta la creencia que el Bien se comunique con una sola persona únicamente para ir modificando el culto a Dios y adquiriendo el conocimiento espiritual.

Otras de las grandes diferencias es que en el Espiritismo no se utilizan túnicas ni vestimentas especiales para el ejercicio de la adoración a Dios, mientras que en las sesiones de la Escuela Científica Basilio, quien dirige la práctica debe colocarse un guardapolvo y debe tener el cargo de director espiritual (se obtiene mediante un curso de 3 años que dicta la propia institución).

La literatura utilizada en el Espiritismo es muy conocida, está al alcance de todos y es publicada por editoriales, gran diferencia con esa escuela, ya que es ella la que publica los libros y cuadernillos sobre los diferentes tópicos de conocimiento espiritual. Lo más sorprendente es que el contenido de los cuadernillos es muy distinto entre los de la década del 80 a los de la actualidad. Se contradicen en muchos preceptos fundamentales.

En los libros de la década del 80 se describe la existencia de una humanidad previa a la actual, hace miles de años, que al incurrir en excesos inmorales, contrarios a las leyes divinas, Dios decidió producir un gran terremoto que terminó con esta civilización. En los actuales cuadernillos no se menciona la existencia de esta etapa humana. También se hace mención en los antiguos cuadernillos la importante influencia de Allan Kardec y León Denis en los comienzos de las prácticas realizadas por los fundadores, algo que no se menciona en la actualidad. Por último podemos mencionar a la psicografía como una de las mediumnidades que se podía desarrollar en los años 80 según sus libros, mientras que en la actualidad no se hace mención a la existencia o importancia de este tipo de mediumnidad.

Una gran diferencia es que la Doctrina Espirita deja en claro que los Espíritus fueron creados simples e ignorantes, y que todos deben pasar a través de múltiples encarnaciones por los diferentes mundos hasta alcanzar la perfección. En el caso de la Escuela Basilio creen que un grupo de seres se desprendió del grupo espiritual cercano a Dios, formando diferentes grupos espirituales (denominadas fuerzas espirituales). Éstas se diferencian según sus distintas tendencias a realizar malas acciones, que se clasifican en: fuerza negra (Espíritus malos que se dedican a imponer sus pensamientos en los seres vivos), fuerza roja (Espíritus dedicados a impulsar a los hombres a los vicios), fuerza marrón (Espíritus dedicados a la dominación de seres vinculados al poder político o armamentístico) y fuerza blanca (Espíritus dedicados a realizar los conocidos vulgarmente trabajos de magia).

Podríamos mencionar también, que esta Escuela tiene la creencia que la pelea en el espacio entre las diferentes fuerzas espirituales del mal, para ver quien de ellas dominaba el espacio, provocó el famoso Big Bang y dio origen al Universo.

Más diferencias: no creen en la Oración o Rezo, creen en lo que llaman liberación. Este último es un ritual donde con un movimiento de manos en sentido de afuera hacia adentro generando una energía tipo globo, queda según estos creyentes, envueltos aquellos Espíritus que se encuentran en la equivocación. De esta forma los Espíritus pueden pasar al Bien por convencimiento propio o manifestarse mediante la psicofonía cuando el director de la sesión lo indique. Cabe aclarar que la psicofonía es la manifestación de un Espíritu mediante el aparato de fonación del médium (intermediario).

En una misma sesión son varias las personas que realizan psicofonía, hablan de uno a la vez según lo va ordenando el director espiritual y una persona puede en un mismo día tener infinidad de comunicaciones con los Espíritus, de lunes a lunes (ya que las filiales abren todos los días) sin que nadie las limite ni supervise)

Esta última es una gran diferencia con el Espiritismo, la Doctrina es muy clara al respecto, debe primero tenerse un amplio conocimiento teórico antes de comenzar las prácticas, y lo aconsejable es no realizar este tipo de prácticas más de una vez por semana y no más de dos manifestaciones por médium, entendiendo que cada individuo tiene una mediumnidad diferente y no todos deben ser psicofónicos necesariamente. Existen para la doctrina personas con otras cualidades tan o más importantes como lo son la intuición, clariaudiencia, clarividencia, psicografia, etc.

En la práctica espiritista sabemos que los Espíritus superiores no suelen dar su nombre o utilizan uno de manera identificatoria pero no utilizan el nombre de ningún desencarnado famoso con el fin de impresionar, por el contrario esto es lo que hacen los Espíritus burlones o embacaudores, he aquí otra gran diferencia con la Doctrina Espirita, ya que las filiales de la Escuela Científica Basilio tienen cada una de ellas un guía espiritual de renombre (San Martín, Sócrates, Gandhi y hasta el propio Allan Kardec).

Una de las más grandes diferencias reside en que la Escuela Científica Basilio anualmente designa un día y hora especial para que se haga presente el Maestro Jesús, quien deja un mensaje para la humanidad.

Para los espíritas somos nosotros los que debemos estar al servicio del Bien y no los seres superiores a nuestro servicio, ya que sería hasta irrespetuoso pensar que el hombre puede poner un día y una hora determinada para que se haga presente a nuestro menester el gran Maestro Jesús de Nazaret.

En relación a este tema, el tercer sábado de cada mes, en cada filial se realizan las sesiones de familiares y amigos, donde se hacen presentes los familiares de aquellos que concurren a la sesión para dar testimonio de la vida después de la muerte y/o un mensaje de orientación si fuera necesario a través de la psicofonía de un director espiritual.

Estaría demás aclarar nuevamente que esto también se contrapone con los preceptos de la Doctrina Espirita.

Como podemos ver nada tiene que ver La Escuela Científica Basilio con el Espiritismo. La única conexión existente es que los fundadores utilizaron los libros escritos por Kardec para comenzar sus prácticas, pero no continuaron con la sistemática, filosofía, religión y Doctrina que nos dejaron los Espíritus.

Desde ya que la Doctrina Espirita respeta todos las religiones, creencias y filosofías, incluidas las de esta Escuela, pero creemos que existe una necesidad por parte de la gente y una obligación desde nuestro lugar como espíritas, de explicar cuales son los porque se considera a la Escuela Científica Basilio como un culto religioso no perteneciente a la Doctrina Espirita.

De hecho en los últimos años el Director General Espiritual de la Basilio modificó los rituales no permitiendo utilizar durante las sesiones las palabras Espiritismo, médiums e incorporación, las cuales fueron usadas desde la fundación de esta Escuela. La explicación dada fue que los tiempos habían cambiado y que ciertas palabras podían asustar a los creyentes, como las antes mencionadas.

Por el mismo motivo para diferenciarse de la palabra Espiritismo con la cual mucha gente los vincula aun en la actualidad, el Director General Espiritual de esta Escuela decidió cambiar su nombre por “Escuela Científica Basilio: Discípulos de Jesús”, para que la gente pueda quitarse el miedo e identificarlos con Cristo.

 

 

Más Artículos